ASI ESTAN CAPACITADOS NUESTROS INSTRUCTORES30anos

Antes de iniciar el día de trabajo, el instructor está consciente de cuál es su labor (enseñar a conducir a gente que no tiene ninguna experiencia en ésta actividad), por lo tanto hay varias características de suma importancia que el instructor tiene presente. Nuestros instructores de manejo cumplen con un perfil muy específico, cuentan con habilidades y aptitudes y han cumplido con una amplia capacitación, de la cual deriva el que:

TIENEN REACCIÓN RÁPIDA: Mueven el vehículo inmediatamente cuando el alumno se bloquea en un embotellamiento, el instructor lo hace y después le explica al alumno porque se le apagó y vuelve a enseñar cuantas veces sean necesarias. El instructor no permite que el alumno este obstruyendo el flujo vehicular, por ejemplo que circule en una avenida rápida, por el carril izquierdo o por en medio de 30 a 45 KM/H. ¡NUNCA DEBE IR ESTORBANDO!

SON PRECAVIDOS: Inicia la primera clase de práctica en donde el flujo vehicular sea tranquilo, siempre deberá ser en un lugar solo o con el mínimo de tráfico, para darle confianza y seguridad al alumno. Nunca circula con el alumno paralelamente a un vehículo grande, le indica que se quede atrás o que lo rebase. Cuando el alumno se desvía constantemente de carril y el tráfico esta muy denso, el instructor saca el vehículo del flujo vehicular y lo lleva a un lugar solo, indicándole que maneje primero con la mano derecha, después con la izquierda, enseguida con las dos. Le indica al alumno que guarde la suficiente distancia entre su auto y el de adelante, esto es muy importante, pues suele suceder que el conductor delantero se detiene repentinamente y de esta manera se evitará un accidente o percance; si esto llegara a ocurrir, el instructor deberá inmediatamente sacar su brazo derecho indicando que haga alto el vehículo trasero.

SON PACIENTES Y AMABLES: Cuando se llega a la práctica el instructor toca la puerta del domicilio del alumno y no el claxon, así como también le abre puerta (si se trata de una dama). Si el alumno comete alguna equivocación, la reacción del instructor es siempre ecuánime, segura y con precisión para solucionar aquella equivocación,(es muy importante que se le indique porque fue la equivocación). Cuando el alumno se pone excesivamente nervioso, el instructor lo saca del tráfico, detiene el auto y tratar de tranquilizarlo con ejercicios de respiración, dándole ánimos de que no va a ocurrir nada malo si se mantiene la calma, le comenta que por eso nuestros autos traen doble control de pedales, esto les infunde seguridad, después continúan.

SON PUNTUALES: El instructor siempre llega a dar clase, si llega 5 ó 10 minutos tarde por causas de fuerza mayor, repone este tiempo de retardo, es importante dar la hora completa, pues esto se checa personalmente con el alumno, dentro de la calidad del servicio de cada instructor.

SON TOLERANTES: El instructor encontrará en sus alumnos diferentes tipos de personalidades, cuando lo considere pertinente, este procederá a detener el auto y de una manera amable y educada, le explica que es necesario que, por ejemplo: ponga atención, guarde silencio, que solo haga preguntas y comentarios sobre la clase, esto es para que escuche y aprenda, permitiendo así que el instructor desarrolle la clase con agilidad y eficacia, lo cual es por su bien y su mejor aprendizaje.

SON CUIDADOSOS, ORDENADOS Y LIMPIOS: El instructor cuida la unidad que se le asigna, por lo tanto esta se encuentra limpia y en muy buen estado mecánico. Así como su presentación e higiene personal.
El instructor cuenta con algunas herramientas básicas, utilizarlas optimiza el desarrollo de su trabajo y su propia seguridad: el doble control (clutch y freno del lado del instructor), los cuales tienen el mismo funcionamiento que los originales (frenan y enclochan igual) por lo tanto, no habrá razón para que suceda que el alumno subió el carro a la banqueta, se metió a una alcantarilla, dio la vuelta muy fuerte y chocó, pues el instructor está totalmente capacitado par este tipo de situaciones, ASÍ LA SEGURIDAD Y EL APRENDIZAJE DEL ALUMNO ESTÁN ¡TOTALMENTE GARANTIZADOS!

Se traen encendidas las luces intermitentes para hacer notorio el auto escuela, reforzando la rotulacion, misma que viene incluida en el vehículo. Ante cualquier eventualidad o emergencia, el instructor deberá de permanecer comunicado, para lo cual porta un teléfono celular con línea disponible para hacer y recibir llamadas. Todo el tiempo el instructor se encontrara con el típico conductor de servicio público (camión o minibus) o cualquier otro que le guste molestar, por ello es importante indicarle al alumno que lo deje pasar o que dé vuelta en la siguiente calle a la derecha. Cuando un automovilista los ofende, la reacción del instructor es ignorarlo e indicarle al alumno que haga lo mismo.

A través del paso del tiempo, se escuchan anécdotas de personas que alguna vez acudieron a una escuela de manejo “X” y que nunca les enseñaron nada, sino solo a dar vueltas a un parque o calles solas de colonia, y tampoco les enseñaron a estacionarse entre dos carros o en espacios reducidos, por ello el instructor hace que el alumno maneje por calles, calzadas, avenidas, glorietas, pasos a desnivel, vías rápidas, se le enseña a meter todas las velocidades del carro y a que desarrolle la técnica de estacionamiento al igual que la técnica de arranque en subiditas (arrancar en un plano inclinado hacia arriba y hacia atrás) ésta se ejecutará como mínimo 06 veces y/o hasta que el alumno lo haga correctamente.